Bienvenidos a la copa

El sueño del River más humilde de la Argentina

image1 image2 image3 image4

River de Embarcación debutó en la Copa Argentina con un triunfo 3-2 por penales ante Monterrico de Jujuy (1-1 en los 90 reglamentarios). Eligió su nombre y su escudo para diferenciarse de Sporting de Embarcación, el equipo que tomó los colores de Boca Juniors tras su fundación.

El Club Atlético River Plate de Embarcación afronta su primera temporada en el Torneo Argentino B con la ilusión de asentarse en la categoría. Fue fundado el 25 de mayo de 1939 en un barrio llamado Mataderos, y con su nacimiento, empezó a estabilizarse lo que hasta hace pocos años atrás era una Liga compuesta por equipos humildes de la provincia de Salta.

Su nombre y su camiseta rojiblanca hacen honor al River de Primera División. La decisión de tomar los colores y el nombre del Millonario surgieron por una idea de la primera comisión directiva, luego de que Sporting Embarcación, otro de los clubes de la región, se fundara por gente de buen pasar y adoptara los colores de Boca.

Miguel Velarde es el técnico del equipo que marcha último en la zona 1 del Torneo Argentino B con 2 unidades. Sabe el entrenador que será difícil competir con los equipos importantes de la divisional, pero ya tiene un objetivo por delante: “Queremos mantener la categoría y seguir creciendo para aspirar a mucho más. Nuestro equipo está compuesto por chicos de la ciudad que luchan por su lugar en el fútbol. Además, hay jugadores de lugares cercanos con experiencia en los torneos del Interior”.

Quizá, el mayor desafío de River de embarcación no tenga que ver con los logros deportivos sino con la finalización de una obra que tiene en vilo a hinchas, futbolistas y dirigentes del primer equipo, con el presidente José Caram a la cabeza. Velarde cuenta de qué se trata el proyecto: “Queremos terminar nuestro estadio, que tiene fin de año como fecha de terminación. Actualmente estamos jugando en Ingeniero Tacal, un estadio con capacidad para 7.000 personas ubicado a 15 kilómetros de nuestra sede”.

Reforzado con jugadores de experiencia, River no sabe lo que es ganar en el Argentino B. Pese a que fue uno de los mejores del Torneo del Interior en la temporada pasada, acumula dos empates y seis derrotas, con apenas dos goles convertidos: “Estamos en formación y buscamos darle una identidad al equipo”, afirmó Velarde.

La Copa Argentina apareció como una gran oportunidad para el conjunto salteño. River debutó por la Primera eliminatoria Zona Interior con una victoria por penales ante Monterrico San Vicente de Jujuy, un equipo con el que ya se conoce por compartir zona en el Argentino B.

River de Embarcación, el equipo que eligió su nombre para diferenciarse de su clásico rival, juega la Copa Argentina con la ilusión y el deseo de cruzarse con su homónimo millonario. Para eso falta mucho, pero el sueño está intacto.

Arriba