Noticias

Facundo Altamirano, elegido por el público como el mejor jugador de la décima edición

Con un 67 por ciento de los votos, el arquero del Patronato que se consagró inesperadamente en la Copa Argentina AXION energy superó en la encuesta decisiva a sus compañeros de equipo Carlos Quintana, Nicolás Castro y Marcelo Estigarribia. "Es un sueño hecho realidad, el grupo se lo merecía por dejar todo. Le mando un saludo a mi familia que me bancó en los momentos malos", valoró quien conquistó su primer título.

De verdugo de Colón de Santa Fe a integrar un listado selecto de arqueros que taparon tres remates en una definición por penales y, finalmente, erigirse como principal figura del sorpresivo campeón de la décima edición de la Copa Argentina AXION energy. Existen pocas posibilidades de que Facundo Altamirano haya vislumbrado tamaños logros individuales y colectivos cuando aceptó la oferta para mudarse a Paraná y vestir la camiseta de Patronato. Si bien la regularidad obtenida durante su pasaje en la Primera Nacional (Estudiantes de Buenos Aires en la temporada 2019-2020), un rendimiento caracterizado por los altibajos en Banfield derivó en su salida para ser titular en otro conjunto de la Liga Profesional. Enfocado en contribuir al desafío del conjunto rojinegro de permanecer en la máxima divisional, sufriría un descenso con tinte inmerecido pero se repondría anímicamente junto a sus compañeros para brindarle la primera estrella oficial al club: la consagración en el torneo integrador.

Luego de superar a Deportivo Morón en el estreno de una nueva campaña por la competencia, Patronato enfrentó a un Colón de Santa Fe que protagonizaba la triple competencia y mantenía la base del equipo que se había consagrado en la Copa de la Liga Profesional 2021. Fue una verdadera prueba de fuego para el conjunto dirigido por Facundo Sava, que contaría con un protagonismo estelar de Altamirano. El arquero sostuvo con vida a su equipo en los 90 minutos al taparle un penal a Luis Miguel Rodríguez y, en la serie desde los doce pasos que definió la eliminatoria, repitió ante Rodrigo Aliendro para encaminar la clasificación del club entrerriano. De esta manera, volvió a ser crucial para eliminar al Sabalero en la Copa Argentina, ya que se había destacado en el triunfo por idéntica vía de Estudiantes de Buenos Aires en Cuartos de Final de la edición 2019.

Ausente frente a Gimnasia La Plata por la masiva rotación impuesta por Sava, Altamirano regresó en los Cuartos de Final. La Rioja fue la sede de un encuentro atrapante frente a River que finalizaría igualado 2-2. Allí llegaría el único error del arquero de 26 años en la campaña: sufrió la pegada excelsa de Juan Fernando Quintero en el tiro de esquina ejecutado de forma olímpica para sellar el empate decisivo. Sin embargo, su redención tendría nuevamente relación intrínseca con los penales. En el quinto turno, se volcó hacia la derecha para desviar la ejecución cruzada de Matías Suárez y posibilitar que Jorge Valdez Chamorro sentencie la primera incursión de Patronato entre los cuatro mejores de la competencia.

Pese a la cosecha amplia de 40 puntos en 27 jornadas, que lo ubicó en la décima posición de la tabla de la Liga Profesional, Patronato sufrió el golpe del descenso a la Primera Nacional y debió recuperarse anímicamente para afrontar la prueba siguiente en la décima edición: el cruce contra Boca, campeón defensor, en Semifinales. Una dura contienda que terminó con marcador de 1-1 en el estadio San Juan del Bicentenario antecedió a otra función magnífica de Altamirano en una serie de penales. Eligió el medio para tapar el zurdazo potente de Óscar Romero, optó por la izquierda en el desvío del tiro de Alan Varela y cerró la faena con una volada en el sector opuesto para contener la ejecución final de Sebastián Villa. Una actuación memorable que le permitió al conjunto rojinegro estrenarse en el encuentro decisivo y quedar a un paso del primer título oficial de su historia.

Desactivó un tremendo remate de Maximiliano Álvez y controló un tiro libre peligroso de Matías Esquivel desde la medialuna. Sin llegar a la oportunidad de emular sus intervenciones previas en definiciones por penales, Altamirano fue determinante en la victoria por 1-0 ante Talleres de Córdoba al sostener la valla invicta de Patronato, que se valió de un gol de Tiago Banega para gritar campeón en Mendoza. “Es una locura, la verdad que ya me había tocado llegar lejos con Estudiantes pero nos quedamos cerca del título. En esta oportunidad se nos dio. Estoy muy contento”, remarcó quien superó a Alan Aguerre (justamente integrante del rival en la Final), Facundo Cambeses (Banfield) y Yair Bonnín (Deportivo Madryn) en la encuesta preliminar al mejor en su posición y, posteriormente, se impuso también en la contienda final ante sus compañeros de equipo Carlos Quintana, Nicolás Castro y Marcelo Estigarribia, uno de los máximos anotadores en la décima edición con cuatro tantos. Con un 67% de los votos, el oriundo de la ciudad de Rojas emuló a Agustín Rossi y se convirtió en el segundo arquero consecutivo en erigirse como el valor más destacado de la competencia.

Facundo Altamirano - Patronato

Mas noticias

No se encontraron noticias
MÁS {{percentLoaded}}% loading...