River vapuleó a Racing y se consagró como campeón de la Supercopa Argentina 2019

Lo goleó por 5-0 en el estreno oficial del estadio Unico Madre de Ciudades (Santiago del Estero). Rafael Santos Borré, Julián Alvarez, Nicolás De la Cruz, Leonel Miranda (en contra de su propia valla) y Matías Suárez sellaron la goleada histórica que le permitió alcanzar a su rival de turno como escolta en la tabla de títulos por Copas nacionales.

Una página más. River sumó un nuevo trofeo en la etapa más representativa de su rica historia. Luego de un desarrollo signado por la paridad en los primeros 68 minutos, el Millonario disfrutó de un cierre inmejorable para sellar una goleada por 5-0 ante Racing. El campeón de la pasada Copa Argentina demolió al vencedor de la Superliga 2018-2019 y sumó su decimotercera consagración correspondiente a las Copas nacionales. Rafael Santos Borré, Julián Alvarez, Nicolás De la Cruz, Leonel Miranda (en contra) y Matías Suárez convirtieron los tantos en el encuentro que marcó el estreno oficial del estadio Unico Madre de Ciudades de Santiago del Estero.

River se recuperó del aviso inicial de Racing (un remate de media distancia de Matías Rojas que exigió a Franco Armani) y comenzó a controlar el partido a partir de la posesión de la pelota y la búsqueda de espacios en la zona libre entre la defensa y el mediocampo rival. Jorge Carrascal encontró un rol protagónico como extremo izquierdo del 3-4-3 presentado por Marcelo Gallardo y participó de dos acciones importantes: una habilitación para Fabrizio Angileri, que lanzó un buscapié riesgoso, y un centro preciso que, de manera insólita, fue dilapidado por Matías Suárez. Un cabezazo de Robert Rojas y un intento de Nicolás De La Cruz desviado con solvencia por Gabriel Arias también integraron el catálogo de oportunidades generadas por el Millonario, que se tornaba merecedor de la ventaja. Finalmente, un tiro de esquina del mediocampista uruguayo fue conectado por Rafael Santos Borré en soledad para abrir el marcador.

Predispuesto para el contraataque, Racing estuvo próximo a sacar rédito de un envío largo de Matías Rojas que, luego de un error de cálculo de David Martínez, derivó en un cruce tiempista de Paulo Díaz para evitar que Enzo Copetti quede mano a mano con Armani. Juan Antonio Pizzi, entrenador arribado a la Academia en el inicio del semestre (Eduardo Coudet había comandado al equipo en el título que le permitió disputar el certamen), mantuvo el 4-1-3-2 que adoptó en las presentaciones iniciales. El conjunto de Avellaneda mejoró levemente la prestación luego de la desventaja y creó ciertas ocasiones para alcanzar la igualdad, pero Armani voló para desviar un zurdazo de Fabricio Domínguez y el palo le negó un remate furibundo a Tomás Chancalay, uno de los futbolistas llegados en el último mercado de pases.

Pizzi movió el banco en el inicio del complemento con el ingreso de Aníbal Moreno por Nicolás Reniero, situación que propició un cambio de esquema a un 4-2-3-1, con Rojas y Chancalay como mediocampistas externos. Racing elevó su rendimiento a partir de una mayor disputa en la posesión de la pelota, pero carecía de profundidad para coronarlo con la gestación de ocasiones. Por este motivo, el entrenador buscó peso ofensivo con las entradas de los experimentados Ignacio Piatti y Darío Cvitanich. Sin embargo, la historia cambiaría a raíz de tres acciones consecutivas que sellarían el desenlace favorable para River en la Supercopa Argentina.

Una recuperación de Enzo Pérez en campo propio derivó en un ataque rápido definido por Julián Alvarez, que había reemplazado recientemente a Santos Borré. El delantero eludió la marca de Leonardo Sigali y remató cruzado. En la jugada siguiente, un pase errático de Piatti posibilitó la presión exitosa de De la Cruz sobre Moreno y la posterior resolución del uruguayo. Idéntica fue la maniobra posterior que, pese al esfuerzo de Leonel Miranda, finalizó con un desvío del propio mediocampista en contra de su propia valla. En cuatro minutos, River marcaba tres goles que sentenciaban el destino del encuentro para agregar una nueva consagración al ciclo más representativo en la historia de la institución.

La definición de Suárez, que tocó a la red el pase de Alvarez (la jugada fue iniciada por un pase profundo del ingresado Agustín Palavecino), fue la última estocada en una Supercopa Argentina resuelta. River volvió a marcar diferencias importantes ante Racing (lo había derrotado por 6-1 en el último antecedente, correspondiente a la Superliga 2019-2020) y conquistó el título por segunda vez, luego de la memorable consagración contra Boca en la edición de 2017.

Superopa Argentina 2019: los mejores momentos de Racing 0 - River 5

 

LOS DATOS DEL PARTIDO

Racing (4-1-3-2): Gabriel Arias; Fabricio Domínguez, Leonardo Sigali, Joaquín Novillo, Lorenzo Melgarejo; Nery Domínguez; Matías Rojas, Leonel Miranda, Tomás Chancalay; Enzo Copetti, Nicolás Reniero.

Suplentes: Gabriel Gómez, Matías Tagliamonte, Juan José Cáceres, Iván Pillud, Ezequiel Schelotto, Alexis Soto, Ignacio Piatti, Aníbal Moreno, Mauricio Martínez, Carlos Alcaraz, Maximiliano Lovera y Darío Cvitanich.

Director técnico: Juan Antonio Pizzi.

 

River (3-3-2-2): Franco Armani; Paulo Díaz, Robert Rojas, David Martínez; Alex Vigo, Enzo Pérez, Fabrizio Angileri; Nicolás De La Cruz, Jorge Carrascal; Rafael Santos Borré, Matías Suárez

Suplentes: Enrique Bologna, Germán Lux, Jonatan Maidana, Milton Casco, Leonardo Ponzio, Bruno Zuculini, José Paradela, Agustín Palavecino, Julián Alvarez, Federico Girotti, Agustín Fontana y Lucas Beltrán.

Director técnico: Marcelo Gallardo.

 

GOLES: 30' Rafael Santos Borré (1-0 RI), 68' Julián Alvarez (2-0 RI), 70' Nicolás De la Cruz (3-0 RI), 72' Leonel Miranda-en contra- (4-0 RI), 80' Matías Suárez (5-0 RI).

ESTADIO: Unico Madre de Ciudades (Santiago del Estero)

FICHA DEL PARTIDO

¡Los festejos de River, campeón de la Supercopa Argentina 2019!

Fotos: Subsecretaría de Prensa (Santiago del Estero).